jueves, 21 de diciembre de 2017

Sorteo: Filos mortales, La Gracia de los Reyes y La Última Primavera

Se acerca el final de 2017 y que mejor manera de despedir el que ha sido un gran año de lecturas fantásticas que con un sorteo de 3 grandes novelas del género. Para celebrar los 5.000 seguidores que ha alcanzado el blog en twitter esta misma semana (¡¡muchas gracias a todos los seguidores, de verdad!!) y por cortesía del sello fantástico Runas hoy tenéis la oportunidad de haceros con tres de sus obras más destacadas.
Ojito, porque son lecturas potentes para disfrutar a lo grande: nada menos que Filos mortales, la antología de relatos del maestro del grimdark Joe Abercrombie; La Gracia de los Reyes, el inicio de la trilogía silkpunk del premiado Ken Liu; y La Última Primavera, el steampunk feérico de Concepción Perea.
Podéis ganar estos tres libros solo tenéis que seguir las instrucciones que os dejo a continuación...



CONDICIONES indispensables para participar en el sorteo:

-Seguir en twitter las cuentas del blog y de Runas

-Retuitear este tuit y darle favorito (el corazón, vamos).

-Responder, en esta misma entrada del blog o en el tuit del sorteo (podéis hacer las dos cosas), a la siguiente pregunta: Las tres novelas sorteadas tienen en común que sus personajes, dejando de lado sus diferentes orígenes o historias personales, no lo tienen nada fácil para sobrevivir y salir adelante. Ahora os toca a vosotros poneros en el lugar del creador de historias. Si tuvierais que escribir vuestra propia historia fantástica, ¿cuál es la situación más terrible y dramática a la que tendrían que hacer frente vuestros protagonistas? 
Os toca tirar de imaginación en la respuesta, y podéis incluir en la misma cualquier ilustración, video o imagen que queráis, y desde luego se tendrá en cuenta tanto la originalidad, como lo divertido o lo trabajado de la respuesta.
Eso sí, no os olvidéis de incluir en la respuesta de twitter el hastag #Sorteo5000 (Si dejáis la respuesta en esta entrada del blog, incluid también vuestro nombre de usuario en twitter.)


El plazo para participar termina el día 31 de diciembre, a las 15:00 (hora peninsular) y tenéis que residir en España para poder tomar parte en el sorteo. El ganador, que elegiré seleccionando entre las diversas respuestas que cumplan con las condiciones expuestas, se llevará los tres libros de Runas... ¡¡¡así que mucha suerte a todos los participantes y dejad brillar vuestra creatividad!!!



Seguir el blog en FACEBOOK y TWITTER

35 comentarios:

  1. En mi caso lo tengo claro, ¿cuál es la situación más terrible y dramática a la que tendrían que hacer frente mis protagonistas? Pues el afrontar el desprestigio despues de haber estado en la cumbre. Por ejemplo, un heroe, campeon, o similar adorado por la plebe pasa a ser el mas odiado y perseguido por algo que no ha hecho y sin justificacion alguna, pero ya sabemos que el populacho no atiende a razones y a la minima chispa prendre el fuego del odio.

    ResponderEliminar
  2. Yo de las cosas que más valoro en esta vida son la familia y la lealtad. Un momento estilo Boda Roja sería lo más dramático que podrían sufrir mis personajes

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuál es la situación más terrible y dramática a la que tendría que hacer frente mi protagonista?

    El desarraigo. En mi caso la protagonista sería una mujer joven. Alguien que ha crecido arropada por el abrigo de una comunidad muy pequeña y cercana, con una fuerte sensación de seguridad y afecto no sólo hacia su familia, sino también hacia sus vecinos. Todo esto se torcería no después de que uno de los miembros más poderosos de esta comunidad decidiera hacer uso de este poder para abusar de ella, sino cuando la muchacha alzase la voz para acusarlo en lugar de guardar silencio por miedo y vergüenza.
    Evidentemente nadie la creería. Los vecinos que antes le sonreían con cariño ahora la mirarían con desaprobación o la insultarían a modo de descrédito por atreverse a inventar semejante barbaridad de un hombre tan bueno. Las calles que antes le parecían tan seguras, ahora le infundirían auténtico pavor. Su familia, otrora respetada y unida, ahora sería víctima de una vergüenza que debería ir dirigida al agresor.
    Me parece una situación doblemente difícil: por un lado la protagonista habría de hacer frente a la agresión que ha sufrido -con todos los daños que eso supone a nivel físico y psicológico- y, por otro, tendría que enfrentar también el aislamiento y el rechazo descarnado e incomprensible por parte del que ha venido siendo su hogar. Todo ello mientras su agresor goza del cobijo y el cariño de su gente.

    Mi perfil en twitter es: @Mirindiru

    ResponderEliminar
  4. Mi planteamiento sería el de un padre, un hombre de honor, un noble de frontera justo, valiente, honorable... una especie de Ned Stark pero que se ha tenido que manchar las manos de sangre en las puertas de un Imperio amenazado constantemente. Pero al mismo tiempo ha cuidado de su familia y la ha intentado llevar por el buen camino. Sobretodo a su hijo único, no lo ha mimado, no lo ha maltratado, no hya nada que explique como se ha convertido en un monstruo psicópata y cuando su padre abre los ojos ya es tarde. Por una décima parte de lo que su vástago ha hecho cualquier otro colgaría del final de una soga. Violaciones, asesinatos, saqueos... Pese a la oposición de su mujer que lo odiaría por siempre y muriendo por dentro decide finalmente ajusticiarlo, pero se le escapa. Comienza una cacería que sólo puede acabar mal. Si no lo atrapa sangre de su sangre estará destrozando vidas inocentes, si lo atrapa deberá ejecutar a su única descendencia y a lo que más ha querido en su vida.
    Mi twitter es @NenuialXV .

    ResponderEliminar
  5. Sin duda sería una prueba de fe en la que nuestra protagonista, guardiana de la llama de la diosa del Sol, tendría que recorrer naciones hostiles portando la antorcha, sin que esta nunca se apagara, mientras se enfrenta a monstruos errantes y huye de unos fanáticos religiosos que quieren consumir ese fuego, desencadenando así un mundo donde la luz y el calor se han desvanecido.

    ResponderEliminar
  6. Mis personajes se enfrentarían a un dilemma fatal... Los 3 protagonistas deciden participar en un sorteo excepcional, 3 libros mágicos son puestos a sorteo por un bloggero inconsciente que desconoce el poder que esconden esos libros aparentemente normales... ¿A qué están dispuestos mis personajes para conseguirlos? ¿El rapto del bloggero? ¿Una incursión secreta en la cámara acorazada del inocente escritor? ¿Hacerse pasar por Scarlett Johanson para embaucar en una noche loca a nuestra pobre víctima? No se sabe hasta donde estarían dispuestos a llegar mis despiadados personajes para conseguir a toda costa estos 3 increíbles libros. Y pobre de aquel que se cruce en su camino ;-)

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que no existe nada tan terrible y dramático como abrir los ojos. Mi protagonista sería un hombre de honor y lleno de virtudes que, tras pasarse media vida causando sufrimiento y males a terceros, creyendo que sus acciones eran justas y que sólo traían bien al mundo, se descubre a sí mismo como el villano sanguinario que era sin saberlo.
    Mi Twitter: @Reixen28

    ResponderEliminar
  8. Pues en mi caso creo que sería que el protagonista, tras haber luchado contra viento y marea para proteger a sus hermanos, haber hecho lo indecible para mantenerlos a salvos y darle lo mejor posible, tenga que luchar a muerte contra ellos porque quieren matarlo. Los hermanos no estarían hechizados ni nada, simplemente que odian al protagonista.

    Mi twitter es: @ABUA_Blog

    ResponderEliminar
  9. La muerte de toda su familia por su hermano gemelo malvado, a la vez que sus mejores amigos se le unen para destruir la paz del reino, él será el único que podrá hacerle frente a todos con su espada si deja a un lado sus sentimientos.

    ResponderEliminar
  10. Perder su habilidad por el bien mayor. Por ejemplo que con su voz sea capaz de apaciguar las masas, clamar, etc y que para salvar al mundo deba renunciar a ello.

    Mi twitter @hatsuan

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias a ti por traernos casi cada día lo mejor de la fantasía (y ciencia ficción). Enhorabuena por los 5000 seguidores (no tengo Twitter, pero en Facebook me tienes)

    Respecto al sorteo, lo cierto es que no me interesa participar. Dos de los libros mencionados (Filos Mortales desde hace poco poco poco menos de un año) ya están en mi colección, así que mejor dejar que aquellos que no han podido disfrutalos, tengan la posibilidad de llevárselos para casa.

    Aun así contestaré a la pregunta porque me parece interesante. Y mi respuesta es que la mayor tragedia a la que se tuviese que enfrentar nuestro personaje sería no morir, sobre todo desde el punto de vista de un héroe de una guerra pasada.

    No solo vería como aquello y aquellos por los que ha luchado se desvanecen y quedan olvidados en el tiempo. Si no que además, al entrar en un tiempo de paz, su lugar en el mundo como guerrero, desaparecería (algo así como la premisa de Tierra de Héroes de Richard Morgan, aunque para mi gusto, excepto en el personaje de Edgar, no explota del todo la idea) y acabaría siendo anulado y olvidado a pesar de todos los sacrificios que tuvo que hacer para permitir que esa paz llegase.

    ResponderEliminar
  12. La situación más traumática que tendría que pasar mi personaje sería ver morir a su padre ante sus ojos. Cosa por la que a mí me ha tocado pasar hace un mes.

    Mi Twitter es @Mazhigigica

    ResponderEliminar
  13. Mi situación traumática:
    Despertarte y darte cuenta de que en realidad el alcohol y las drogas es el problema en tu vida. Te ha convertido en una especie de hombre-cucaracha, como Gregor Samsa. Que estás huyendo de la luz, y te escondes de la realidad. Y aunque intentas remediarlo, la adición es fuerte. La ruina de la familia.
    Solo puedes normalizarlo, mostrar interés por las cosas de tu mujer, el colegio de tus hijos. Jugar con ellos y dar lo mejor de ti mismo. Intentar ser ejemplar.
    Después de un año el hombre-cucaracha consigue salir. Ahora solo es hombre.
    Los niños saben que deberían sentirse contentos, pero se dicen así mismos —ese no es Papá.

    ResponderEliminar
  14. Situación más terrible y dramática a la que tendría que hacer frente mi protagonista: Mi protagonista seria un hombre común, que después de mucho luchar consigue casarse con la mujer que ama, que esta embarazada. En medio de la boda, el tiempo se detiene y un dios salido del averno le da a elegir entre matar a toda su familia o condenar a la humanidad a la extinción, algo de lo cual su familia no se salvaría. Por tanto, sus opciones son claras, su familia debe morir para salvar el mundo, o el mundo debe morir junto con su familia. Creo que seria un gran dilema y podría volver loco a cualquiera.

    ResponderEliminar
  15. En mi caso el drama sería presente. Los protagonistas serían una familia, que tendrían que vivir sus aventuras arrastrando con ellos a dos hijos enfermos que podrían correr riesgo de morir en cualquier momento, especialmente si se relajan sus cuidados. Aunque su motivación principal es buscar las razones de la enfermedad, que ya han descartado como natural (les queda saber si es un veneno o una enfermedad mágica), se verán involucrados en una aventura de trascendencia histórica... mientras huyen, porque otro miembro de la familia les ha acusado injustamente de practicar una magia prohibida, cuyo precio (y prueba) habría sido precisamente la extraña enfermedad de los niños.

    En twitter soy @Duxiet

    ResponderEliminar
  16. Otra situación traumática de mi personaje sería:
    Darse cuenta que no está enamorado de su mujer. Que en realidad está enamorado de la mano. La mano que parece cobrar vida cuando ella duerme y a pesar de sus enfados, pasa la noche entera acariciandole.
    Un personaje que se comunica con esa mano por las noches, una mano celosa, posesiva y con una fuerza sobrehumana.
    El personaje tiene veladas románticas con su mujer, van al cine, pero en realidad son veladas con la mano. Le compra guantes delicados, pulseras, le regala manicuras. Pero ella siempre quiere más.
    Se deja los ahorros en un anillo de diamantes, y la mujer lo rechaza.
    Esa noche la mano le hace saber que tiene que acabar con su mujer.

    @plumametalica

    ResponderEliminar
  17. Como la muerte o el sufrimiento de los seres más queridos (veáse padres, hijos, hermanos o el mismísimo amor de tu vida) son ideas ya muy explotadas por Marvel, Hollywood y narradores de historias, de la gran pantalla o el papel, en general, vamos a explorar otros caminos.

    ¿Y si cogemos a un puñado de protagonistas y, como en una especie de reality, les ofrecemos el premio de su vida? Aquello que más deseen, dinero, la cura del virus T o incluso revivir a un familiar muerto. ¿Hasta dónde podrían llegar para conseguirlo? Quizás alguno se amputaría los dos brazos, le metería un tiro a su hijo entre las cejas o se haría el camino hasta el monte del Destino descalzo, ida y vuelta. Pero esta idea es muy rebuscada, muy Black Mirror, ¿no? Y posiblemente (casi seguro, vaya) ni siquiera es tan original.

    En realidad no hace falta ir tan lejos, a escenarios de ficción, para crear una historia dramática. Si sois españoles y jóvenes seguro que podéis escribir un buen thriller de vuestra vida. ¿Qué hay más terrible y desolador que un chico/a de veintitantos con ganas de comerse el mundo y ningún futuro? Yo me imagino a un personaje cabizbajo, con sueños apaleados por la sociedad y cuya mayor aspiración es llegar a tener una. Reformulando la pregunta del párrafo anterior, ¿hasta dónde podría llegar este individuo para intentar ser feliz?

    ResponderEliminar
  18. Sin lugar a dudas el momento más terrible es cuando despiertas en el mundo real.

    ResponderEliminar
  19. Bueno, una situación dramática sería hacer lo correcto o ayudar a las personas que le importan. La justicia es una pilar fundamental de su ser, y es de los pocos que la vida le ha dejado intacto. Ser justo está bien, ser injusto está mal. Tiene amigos que le han traicionado, familiares que le han abandonado y sin embargo sigue creyendo en las personas, pero ante una situación límite la decisión no es nada fácil.

    @ashura44_twuitte

    ResponderEliminar
  20. Yo los sometería a temperaturas extremas,desde el más ardiente y seco desierto al más crudo y helado páramo.Perseguidos por depredadores incansables que no dejan un segundo de descanso.

    ResponderEliminar
  21. Muchas historias del género fantástico tienen a protagonistas que suelen ser de clase alta, como nobles, príncipes reyes. Por eso me gustaría abordar la historia desde el punto de vista de la gente, muchas veces víctimas directas o indirectas de este tipo de personajes.

    Imaginaos una guerra, una de esas que asolan la campiña, que siembran los campos de cadáveres y espadas oxidadas y los riegan con sangre. Llega el invierno, uno más frío que los anteriores, y en el peor de los momentos, debido a la guerra. Las cosechas han sido quemadas, el hambre arrecia, las enfermedades se propagan y no existe un solo lugar seguro más allá de los castillos de los grandes señores, que hacen la guerra entre ellos sin preocuparse lo más mínimo por los que se suponía que tenían que proteger.

    Mi protagonista es un granjero, padre de familia. Han logrado sobrevivir a la hambruna, a los bandidos, a las enfermedades pero el invierno es implacable no van a sobrevivir y lo sabe. ¿A donde estará dispuesto a llegar para que su familia pueda comer?

    Una tarde, durante una gran nevada nuestro amigo ve venir a alguien hacia la granja. Inmediatamente se pone alerta, ¿serán bandidos que vienen a llevarse lo poco que nos queda? ¿o soldados dispuestos a hacer lo mismo pero en nombre de su señor?. Pero cuando la figura se acerca consigue verla mejor, es una mujer joven. La pobre está al borde de la muerte, si no hubiera sido el frío, la habría matado el hambre o el cansancio. Para rematar el asunto tiene síntomas de haber sido golpeada. Seguramente habría tenido un encontronazo con los soldados.

    Nuestro granjero se dispone a ayudar a la pobre mujer, pero entonces una macabra idea empieza a rondarle la cabeza. No haría falta más que unos golpes en la cabeza con una piedra, la chica no se resistiría, está demasiado débil. Quizás eso le daría un poco más de tiempo a su familia. después de todo, la carne humana sigue siendo carne.

    Y aquí queda el dilema planteado, ¿hasta donde estará dispuesto a llegar nuestro granjero para salvar a su familia, para sobrevivir? ¿estará dispuesto a asesinar a una persona inocente a sangre fría para que su familia pueda comer?

    Mi twitter: @cuervo_dani

    ResponderEliminar
  22. La situación más terrible a la que tendría que hacer frente mi protagonista:

    Me inclino ante la idea de una protagonista que ha perdido a sus padres, y se ve obligada, a pesar de su corta vida, a enfrentarse a un mundo lleno de maldades y peligros en la lucha por la supervivencia. Su primer paso será salir de su zona de confort, para evitar el hastío. Cuando cruza los límites, descubre que la magia de la que se hablaba en los cuentos no es tan irreal como nos hace creer al crecer. También descubre que la magia no solo es buena, sino que también colabora para hacer del mundo un infierno.

    Mi usuario en Twitter es: @XeniaBorgir

    ResponderEliminar
  23. Tras vencer al gran mago que quería esclavizar a todos aquellos que no tuvieran poderes, el héroe decide invitar a sus tres compañeros a una cerveza. Pero solo queda una, la última cerveza del mundo. Los tres se enzarzan en una gran batalla por ella y el héroe deberá decidir si ayudar a uno o bebérsela él. Terrible y dramático.
    PD: al final se la bebe él.
    PD2: encuentra unas olivas para acompañar.
    Twitter: @ccbellot

    ResponderEliminar
  24. La situacion mas terrible que tendria que afrontar mi protagonista sería la de ser rechazado constantemente a pesar de esforzarse mucho por ser parte de la sociedad la cual el no entiende y tampoco lo entienden a el. Obviamente esta sociedad tiene muchas razas y magia . Sino no habria diversión.
    @lautarofalfan es mi twitter

    ResponderEliminar
  25. Hola, lo primero de todo gracias por el sorteo. Tengo muchas ganas de leer estos libros.

    Pues una cosa que a nadie le gusta, al menos en mi entorno, son los spoilers. Mis personajes vivirían en un mundo en el que todo son spoilers y nadie vive tranquilo. Esto hace que la gente deje de ir al cine, vea series o lea libros, total, ¿para qué? Si ya saben qué va a ocurrir. Esto hace que algunas editoriales, productoras y compañías quiebren y mucha gente quede sin trabajo, lo que traerá una gran crisis mundial (inserte música dramática). Además, mi protagonista tendría la habilidad de tener una memoria prodigiosa, que le hace recordar todos los spoilers que le dicen o ve, por lo que su habilidad en realidad le supone un calvario. A lo largo de la historia, tendrá que lidiar con ese problema para salir adelante. Para ello, deberá buscar al maestro olvidadizo, el único que existe, para que la entrene y le enseñe a ovidar todo aquello que no es relevante o le hace daño, spoilers incluidos. No quiero desvelar mucho más de la trama, así que lo último que diré es que la protagonista descubrirá que todo esto viene originado por una organización secreta que se dedica al tráfico de spoilers y que ella misma deberá frenar.

    Una situación terrible que espero que nunca ocurra, porque odio muchísimo los spoilers, y lo peor es que la mayoría se me quedan (la pasada Nochebuena me spoilearon el final de Vikingos. En fin).

    Os dejo mi usuario de Twitter, desde donde he hecho RT y FAV: @mbeluque96

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  26. Yo enfrentaría a mi personaje con una inteligencia artificial. Esta inteligencia la habría creado el, y tras ser víctima de un cortocircuito, desarrolla doble personalidad. Una de estas personalidades es malvada y quiere matarlo, mientras que la otra le intenta ayudar. El dilema del personaje llega cuando se da cuenta de que al ser una creación suya, empieza a amar a la inteligencia artificial pero se ve forzado a desconectarla porque se esta volviendo malvada.

    ResponderEliminar
  27. La situación traumática sería que el personaje tras quedar huérfano y ver la muerte de sus padres quede a merced de las inclemencias por no tener familiares y no haber orfanato al que acudir. Las personas de su pueblo serían indiferentes hacia el personaje, nada de todo el pueblo es su familia ni siquiera le odian sólo es una boca más a la que alimentar de la que nadie se hará cargo. En su infancia sólo conocerá el afecto de un amigo/a quién le llegará a profesar amor. Tras lograr sobrevivir hasta la pubertad se buscará una vida en la ciudad donde conocerá a otra persona de la que caiga prendida, mientras no hace caso a su amigo/a que permanecerá siempre a su lado para lo que necesite. La tragedia acabará cuando descubra que esa persona a la que cree amar sólo le quiere utilizar y tras una trifulca apuñala a la única persona que amó al personaje principal, dándose cuenta el/la protagonista de todo lo que significaba para él/ella y como no lo valoró y prefirió a la persona que se lo ha quitado todo lo que tenía ante sus ojos, su verdadero amor y su esperanza.
    Demasiado cliché, está pensada para protagonistas de ambos géneros y no hay mayor satisfacción que cuando ves al prota arrodillado de impotencia mientras no paran de brotarle lágrimas de unos ojos enmarcados en un rostro congestionado en un amargo rictus . @luiso_95

    ResponderEliminar
  28. Primero establezcamos el contexto.

    Mi héroe sería un adalid del bien y la justicia. Un mozo gallardo y garañón de elevada estatura y físico perfecto. De dentadura prístina y ordenada, pelazo rubio, físico envidiable y mueca de desprecio al peligro incesante. Con la espada no tendría igual. Guerreros, demonios, ninjas, monstruosas quimeras, mantícoras, pérfidos dragones y aún más pérfidos testigos de Jehová. Todos probarían su filo y mancharían sus botas de sangre.
    Pero un día surge un déspota. Dueño de la magia oscura más temible. Su reverso en la f̶u̶e̶r̶z̶a balanza entre el bien y el mal.
    Como un septuagenario ante la visión de un anuncio de la teletienda, el paladín se ve arrastrado por sus emociones más primarias –y seguramente las únicas- de cortar, aplastar, machacar, abofetear y vejar cualquier traza de malignidad.
    En una escaramuza de semanas de duración, ambos se enfrentan entre angostos pasos de montaña, acabando maltrechos y heridos, pero aún desafiantes. En las sucesivas horas, los contrincantes sopesan sus posibilidades, rugen banalidades y tratan de minar la confianza del otro con intrincados movimientos de ceño.
    Cuando están preparados, en un silencio y en un cabeceo cómplice, sus pies retroceden sobre la grava, arrastrándola para coger impulso y lanzarse a una carga final junto a la estela de sus relucientes mandobles dispuestos a matar. Los hierros están a punto de encontrarse y chocar con un estruendo ensordecedor cuando... nuestro héroe se duerme.
    Nuestro héroe se duerme y cae por el precipicio.
    Sí, el héroe es narcoléptico. Para él no hay una sola situación traumática, su día a día es un infierno abrasador. Y más dedicándose a lo que se dedica. Ya le avisaron sus padres de que debería haberse ofertado a algo menos aventurado, como estudiar biblioteconomía o ser funcionario del estado; pero los sueños son algo improbable y su persecución, a veces, tan urgente como el respirar. Claro que ha matado unos cuantos dragones y perdido algunas colas en la panadería. Por supuesto que ha ajusticiado criminales, quimeras y mantícoras. Pero eso ha sido cuando no ha despertado con una pierna chamuscada o la espalda llena de espinas venenosas mientras sus sirvientes le relatan hasta donde han tenido que ponerse en fuga llevándole en volandas. O aquella vez que se enfrentó al temible barón y todo su séquito por el rapto de una princesa y se plantó con los músculos en tensión frente a ellos justo antes de destensar hasta el último y desfallecer. Evidentemente, la princesa tuvo que sacarles a ambos de aquel embrollo a golpe de espada.
    Ahora podría decir que mientras cae al vacío, justo antes de chocar contra un terraplén que le arrastrará unos cuantos metros entre punzante maleza y lacerantes guijarros, y de, probablemente, romperse hasta el último hueso del cuerpo; estaría pensando en que debería haber hecho caso a sus padres y haber dedicado su tiempo a otra cosa, pero en realidad está ocupado manteniendo una sonrisa bovina en la cara mientras experimenta un plácido y absurdo sueño en el que arranca cada una de las siete cabezas que tiene pegadas al cuerpo una extraña criatura viperina.
    Es casi seguro que, en cuanto despierte, se le borrarán del rostro tanto la sonrisa como la mueca de desprecio al peligro. Sin embargo, un héroe es incorregible, y como aquel tipo que enojó a los dioses y fue desterrado de su hogar y aun así trato de volver una y otra vez airando todavía más a estos hasta que salió con la suya a base de puro aburrimiento, en la narcolepsia y en la heroicidad, lo importante es la perseverancia.

    Twitter: @CopydeCopy

    ResponderEliminar
  29. Sorteo cerrado! Gracias a todos por participar y mucha suerte 😉

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...